Vida y Salud

ALERGIAS EN PRIMAVERA: TODO LO QUE TENÉS QUE SABER

Durante la primavera, aumentan las consultas por alergia. ¿A qué factores se debe ese crecimiento? Las personas que sólo padecen alergia durante esa época del año, ¿también deben ser tratadas? Síntomas, medidas de prevención, entre otras recomendaciones de la Fundación CIDEA (Centro de Investigación de Enfermedades Alérgicas y Respiratorias).

Ya desde fines de agosto, pasando por septiembre con la llegada de la primavera y hasta octubre y noviembre se escuchan cada vez más estornudos.

Y es que en estos meses primaverales, aumentan las consultas por alergias respiratorias. Y los principales factores desencadenantes son la presencia de pólenes de árboles y gramíneas (diferentes tipos de pasto).

Según definen los expertos, una alergia es una reacción exacerbada del sistema inmunitario a una sustancia que su cuerpo identifica como invasor, y al cual clínicamente se define como alérgeno. La mayoría puede ser tratada de forma simple, logrando una rápida disminución de los síntomas, pero cada una tiene sus particularidades y en ocasiones se requiere un abordaje más complejo.

Factores causales

*Pólenes de árboles como el arce, fresno, plátano, olmo, ligustro, coníferas entre otros, desde fines de agosto y durante septiembre.

*Polen de gramíneas (diferentes tipos de pastos), desde mediados de octubre a principios de noviembre.

*Esporas de hongos: los hongos de interior de los ambientes como, por ejemplo, manchas de pared, pueden causar síntomas durante todo el año y los de exterior, como la Alternaria, predominan a fin del verano y durante el otoño.

*Ácaros de polvo.

*Caspa de animales (mascotas).

Existen una serie de sustancias que, sin ser causas de alergia, contribuyen a empeorar los síntomas por sus características irritativas como:

*Humo de tabaco.

*Aromas demasiados fuertes (desodorantes de ambientes, insecticidas, etc).

*En otros casos, algunos medicamentos de uso habitual pueden agravar los síntomas como ser aspirina o beta-bloqueantes.

Síntomas de la alergia nasal

 

*Estornudos.

*Secreción nasal.

*Congestión nasal (el síntoma que más molesta al paciente y afecta su calidad de vida).

*Prurito nasal.

*Ojos rojos, prurito ocular, lagrimeo, fotofobia.

*Trastornos en el sueño y por ende, reducción del rendimiento y falta de concentración.

 

Medidas de prevención

Es difícil evitar el polen. En general, los días ventosos son los más problemáticos y hay que recordar que el polen puede producir síntomas a varios kilómetros de distancia.

*Mascotas: evitar el contacto o visitar casas con mascotas si se sabe alérgico a perros o gatos.

*Ácaros: ventilar la ropa de cama diariamente, evitar acumular objetos rellenos en los ambientes, quitar las alfombras, muebles tapizados y objetos que acumulen polvo en el dormitorio de los niños.

*Evitar la humedad excesiva en el interior del hogar.

Evitar el humo del tabaco.

*No auto-medicarse. Siempre debe ser el médico quien determine qué tipo de antihistamínico es el adecuado para cada paciente evaluando la edad, el tipo y severidad de la enfermedad, la eficacia y los potenciales riesgos del tratamiento.

Artículos Relacionados

Conquista a un hombre con tu sonrisa

Prensa Multivisión HD

Mitos de las frutas para comer más sano este verano

Prensa Multivisión HD

Obesidad infantil: el 40% de los chicos en Argentina tiene exceso de peso

Prensa Multivisión HD