20 noviembre, 2019
Deportes Internacional

FIFA Y CONMEBOL ANALIZAN SANCIONES

Luego de la culminación de la Copa América Brasil 2019, con triunfo del país anfitrión, ahora el foco de la información pasa por saber si habrá sanciones de oficio.

La Comisión Disciplinaria de Conmebol se reunirá en los próximos días con el objetivo de cerrar los expedientes relacionados con la Copa América. El foco, por supuesto, estará puesto en el caso Messi.

En primer lugar, a causa de la expulsión del Diez ante Chile a manos de Mario Díaz de Vivar, el astro se enfrenta a una sanción de, al menos, dos partidos. Con la tarjeta roja vista frente a la Roja, deberá cumplir con sus partidos de suspensión en las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Qatar 2022, que son la próxima competencia de Conmebol que dará inicio (en marzo 2020).

No obstante, hay otra cuestión clave: la sanción que puede caerle al Diez por sus declaraciones contra la Confederación Sudamericana de Fútbol. Ante las acusaciones de corrupción y armado de la copa para Brasil, en la entidad tomaron nota y, como máximo, pueden sancionar a Messi con año y medio o hasta dos años. Así lo marca el artículo 7 del Reglamento de Sanciones.

Según el inciso mencionado, el capitán argentino habría faltado a tres incisos (b, d y f) del artículo 7, en los que se señala que «son comportamientos imputables e infracciones sancionables» cuando uno de sus miembros «se comporta de manera ofensiva o realiza manifestaciones difamatorias»; «insultar de cualquier manera a la Commebol y a sus autoridades»; y «comportarse de tal manera que el fútbol como deporte y la Conmebol puedan verse desacreditados».

En el artículo 20 del Reglamento Disciplinario, se habla de «Suspensión por un número concreto de partidos o por un periodo de tiempo determinado, que no podrá exceder de los veinticuatro (24) partidos o los veinticuatro (24) meses». Si la Conmebol castigara con la máxima pena, Messi se perdería las Eliminatorias Qatar 2022 y la Copa América Argentina-Colombia 2020. Se vienen días movidas en Asunción…

La última polémica quedó instalada cuando el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, festejó la obtención del título con el plantel “verdeamarelo” y levantó el trofeo en pleno campo de juego.

Allí es donde empiezan a tallar los reglamentos, que a priori parecen no dejar dudas: tanto la letra de la FIFA, sobre seguridad en los estadios, como el de la Conmebol, referido a principios de conducta.

El artículo 60 la FIFA, dedicado a la prevención de conductas provocadoras y agresivas, sostiene que “se prohíbe terminantemente la promoción o el anuncio por cualquier medio de mensajes políticos o religiosos o cualquier otro acto político o religioso en el estadio o en sus inmediaciones antes, durante y después de los partidos”.

La presencia y participación de Bolsonaro fue evidente durante el desarrollo de todo el torneo, pero las imágenes de la final son las que más ruido hacen: el presidente de Brasil observó el partido desde uno de los palcos del Maracaná en compañía del jefe de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

Artículos Relacionados

COPA LIBERTADORES: RIVER RESCATÓ UN PUNTO SOBRE EL FINAL

San Antonio campeón de la Copa Salta

webmultivision

LA AGENDA DEPORTIVA DEL FIN DE SEMANA

webmultivision