13.7 C
Salta
19 agosto, 2019
Cultura y espectaculos

NICO CABRÉ HABLÓ DEL EXABRUPTO EN SU OBRA

Nicolas Cabré rompió el silencio y se refirió al escándalo ocurrido el jueves pasado, cuando debió interrumpir la función de Departamento de soltero, la obra que protagoniza junto a Laurita Fernández y Martín Seefeld en el Lola Membrives, debido a los constantes exabruptos de unas espectadoras que estaban sentadas en la primera fila.

Al ser consultado por Rafa Juli, un cronista de Infama Recargado, Cabré contó: «Ya saben qué pasó: una persona tenía ganas de hablar, hasta que la situación se hizo insoportable y tuvimos que parar la función. ¿Viste cuando ya te vas un poquito de mambo? Aparte, al lado de las dos señoras que hablaban había dos nenas de ocho y diez años. Entonces, llega un momento en el que decís: ‘Está bien un poco, pero yo llegué hasta donde pude llegar'».

De todas formas, el actor aclaró: «Tampoco es que me sentí acosado. Pero sí digo que tenemos que estar atentos. Yo no la voy de educador, pero creo que en esta nueva era en la que hablamos de igualdades y de la lucha de las mujeres, en las que las acompaño, tenemos que enseñarles (cómo comportarse). Yo tengo una hija chica. Y cuando le enseño que no tiene que dejar que la agredan, que nadie la tiene que insultar o que no le tiene que pegar nadie, también le digo que no pegue ella».

En ese sentido, Cabré agregó: «Creo que tenemos que aprender muchas cosas. No porque las mujeres digan algo (ya está). Porque si no, hagamos una prueba: salgamos a la esquina a decir ‘mostrámela», ‘te parto’ o ‘vení que te rompo toda’, a ver qué pasaría. Son detalles. No me sentí acosado ni me sentí en peligro, pero es un tema de educación. Y una de las primeras cosas que les dije fue eso: ‘¿En verdad están diciendo esto al lado de las dos nenas?'».

Artículos Relacionados

MARLEY JUNTO A MIRKO YA PLANEAN VACACIONES

Prensa Multivisión HD

POR USAR UN VESTIDO DEMASIADO AJUSTADO, ELLE FANNING SE DESMAYÓ EN EL FESTIVAL DE CANNES

VALERIA ARCHIMÓ HABLÓ ENTRE LÁGRIMAS DE SU SEPARACIÓN DE GUILLERMO MARÍN: «EMPEZAMOS A NO COMBINAR»