20 septiembre, 2019
Vida y Salud

PROS Y CONTRAS DE UNA DIETA VEGANA

Basta con pronunciar la palabra vegano en una comida familiar o una reunión de amigos para asegurarse un buen rato de charla. O más bien de discusión y polémica.

Esta dieta tan de moda, que se basa en consumir sólo alimentos vegetales sin ni siquiera derivados animales (huevos, leche…), suscita todo tipo de discusiones entre partidarios (que pueden serlo por muy distintos motivos) y detractores (entre los cuales tampoco hay unanimidad de criterios). Seguro que algo de razón tienen todos.

Tanto si eres vegetariano o vegano como si te estás planteando serlo, es recomendable que le eches un ojo al siguiente texto.

 

Ventajas de las dietas veganas:

– Una dieta vegana bien planificada -es decir, en la que no exista una carencia de nutrientes esenciales- puede ser muy beneficiosa para la salud respecto a la prevención y tratamiento de enfermedades como la diabetes tipo 2, obesidad, enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer.

– Es baja es grasas saturadas y colesterol, puesto que este último sólo se encuentra en los productos de origen animal.

Prácticamente todos los alimentos que se encuentran hoy en día son procesados y contienen grandes cantidades de grasas, sal y aditivos nada favorecedores para la salud.

En cambio, los productos de origen vegetal están en su mayoría exentos de ellos. Pero ¡ojo!: los elaborados con aceites de colza, coco y palma sí son altos en grasas saturadas e hidrogenadas y es recomendable evitarlos.

– Es rica en fibra, nutriente deficitario en las dietas actuales, pero necesario para mantener una adecuada salud digestiva, prevención del cáncer de colon, regulación de la glucemia y prevención y tratamiento de la obesidad.

 

Inconvenientes de las dietas veganas:

– En una dieta sólo a base de ingredientes de origen vegetal se debe prestar atención a comer suficientes cantidades de proteínas, hierro, vitamina B12, calcio y ácidos grasos omega 3, los cuales provienen en su gran mayoría de alimentos de origen animal.

Existe una gran variedad de suplementos nutricionales en el mercado, pero debes tener en cuenta si realmente te compensa tanto a nivel de salud como económicamente enriquecer tu dieta a base de éstos.

– No es recomendable seguir este tipo de alimentación durante la infancia, adolescencia, embarazo, lactancia y tercera edad.

En estas etapas fisiológicas se debe seguir una alimentación completa, dado que las exigencias nutricionales son mucho mayores y se requieren, en la mayoría de los casos, pautas dietéticas especiales.

– Suele ser difícil, al adoptar este tipo de alimentación, el hecho de planificar exhaustivamente el menú para evitar las carencias.

También lo es, en ocasiones, salir con los amigos a comer fuera, puesto que en la mayoría de los contextos no existen platos sólo de origen vegetal.

En el caso de existir, muchos contienen ingredientes de origen animal “ocultos”. Por si fuera poco, los vegetarianos están continuamente expuestos a la curiosidad y al escepticismo que generan sus hábitos alimentarios.

En resumen, la salubridad de la dieta no depende en sí de las creencias, sino de la adecuada contribución de cada uno de los nutrientes a la misma, garantizando en todo momento una buena calidad alimenticia y un perfil nutricional adecuado.

Es vital, por tanto, si se decide llevar este tipo de alimentación, seguirla bajo un control por parte de un profesional de la Nutrición que nos asesorará y nos garantizará que estemos cubiertos nutricionalmente.

Artículos Relacionados

TEXTEAR CONSTANTEMENTE A TU PAREJA PODRÍA AFECTAR TU RELACIÓN, UNA EXPERTA EXPLICA CÓMO

Prensa Multivisión HD

CÓMO CONSEGUIR UN CUERO CABELLUDO SALUDABLE

Prensa Multivisión HD

ALERGIAS EN PRIMAVERA: TODO LO QUE TENÉS QUE SABER

Prensa Multivisión HD