Multivisión Federal
Destacadas

Aerolíneas Argentinas y Austral se fusionan por la crisis del coronavirus

El presidente de Aerolíneas Argentinas y Austral, Pablo Ceriani, adelantó que ambas compañías se fusionarán y compartirán estructuras organizativas, como parte de la gestión de la línea aérea de bandera para reducir costos y hacer frente a la crisis que provocó el coronavirus.

En una carta a los trabajadores, Ceriani explicó que la empresa achicará costos y continuará financiándose con aportes del Tesoro, que el año pasado, “producto de las malas decisiones del gobierno anterior”, cubrió pérdidas de U$S680 millones. “Las pérdidas de este año serán aun mayores. Serán cubiertas en parte con aumento de la deuda con proveedores e instituciones financieras y en su gran mayoría con aportes del Estado Nacional”, agregó.

“El esfuerzo que el Estado Nacional realiza para sostener la compañía está al borde de ser imposible”, admitió Ceriani. “Ese esfuerzo es el de toda la sociedad y, ahora, esa sociedad demanda con urgencia la ayuda estatal para sobrevivir ante esta pandemia”, prosiguió Ceriani en la comunicación al personal de Aerolíneas y Austral. Por eso “resulta necesario que la compañía opere con su máxima eficiencia”.

“En ese sentido, tomamos la decisión de fusionar Aerolíneas Argentinas y Austral. La duplicación de estructuras y procesos no tiene razón de ser”, continuó el funcionario. En su cuenta de Twitter, agregó: “Esto nos dará mayor eficiencia operativa, permitirá un crecimiento más ordenado y generará un ahorro de millones de dólares”.

Ceriani remarcó, tanto en la carta a los trabajadores como vía Twitter, la necesidad de ser eficientes. “Si no logramos adoptar las mejores prácticas de la industria no tiene sentido crecer. Las compañías que no se adaptan a las necesidades de sus tiempos desaparecen”, escribió en la red social.

Y también adelantó que la compañía se embarcará en dos nuevas unidades de negocios: “Una de cargas, a partir de la experiencia de los vuelos a Shanghái, y otra de mantenimiento y reparación de aviones, para prestar servicios a terceros. Ambas permitirán incrementar la facturación y abrir nuevos mercados”, sostuvo.

El negocio de reparación de aviones propios y para terceros, dijo Ceriani a los trabajadores, “requerirá reordenar la fuerza laboral disponible, con distribución de turnos e integración de equipos de trabajo, de manera tal de cumplir con los tiempos de parada de avión que requiere la industria a nivel internacional”.

Y la unidad de cargas también implicará cambios en las relaciones laborales. “Tendremos que acordar condiciones laborales acordes a la actividad la carga aérea, con características distintas a la las operaciones de transporte de pasajeros”.

La crisis de la industria aeronáutica es generalizada. El lunes, la comisión europea autorizó a Francia, accionista minoritario junto con Holanda del grupo Air France-KLM, a efectuar un salvataje de 7.000 millones de euros, que se distribuirán entre ayudas directas (3000 millones de euros) y préstamos bancarios garantizados por el Estado.

En la Argentina, el Gobierno prohibió a las líneas aéreas a vender pasajes internacionales hasta el 1 de septiembre.

 

Artículos Relacionados

Los bancos abrirán este viernes para el pago de jubilaciones y AUH

Confirmaron 2 muertes más por coronavirus: en total 104 nuevos casos, 4887 infectados y 262 muertos

Sandra Caucota

Informe preocupante: 14 millones de personas tienen problemas de alimentación y de acceso a la salud

Prensa Multivisión HD