ARGENTINA PODRÍA RECIBIR 2.300.000 VACUNAS DONADAS POR EEUU SI SE DESTRABAN LOS CONTRATOS

235

Varios países de América latina ya tienen las dosis de Pfizer, Janssen y Moderna enviadas por el Gobierno de Joe Biden. El DNU podría acelerar los tiempos

El nuevo decreto firmado por el presidente Alberto Fernández puede destrabar las donaciones de vacunas por parte de Estados Unidos. Según confirmó una altísima fuente de Cancillería, la Argentina podría recibir 2.300.000 dosis de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. La operatoria estaba frenada porque el país no contaba con un marco legal adecuado, una situación que la normativa presidencial puede haber revertido.

La administración de Joe Biden había anunciado en las últimas semanas millonarios cargamentos de vacunas destinados a varios países de América latina pero la Argentina, a pesar de la complicada situación sanitaria que atraviesa, quedaba afuera del reparto debido a que las tres marcas que ofrece EE.UU., no tienen contrato en el país.

Se trata de más de de vacunas para la región que serán donadas a través del mecanismo Covax (regido por la OMS) y otras en forma directa, para aquellas naciones que las necesitaban de forma urgente.

En las últimas semanas, el gobierno norteamericano aceleró la distribución en el continente. México ya ha recibido 1,3 millones de Johnson y Jonhson, Canadá un millón de Moderna, Colombia 2,5 millones de Moderna, Perú 2 millones de Pfizer, Brasil 3 millones de J&J, Paraguay un millón de Pfizer, Ecuador dos millones y Uruguay 500 mil.

La Argentina fue colocada en segundo lugar en la lista de las donaciones directas de la Casa Blanca, luego de Brasil. Los que negocian en Washington dijeron que esa era una señal de la prioridad de nuestro país y de la cantidad de dosis que recibirían. A Brasil le otorgaron 3 millones y se habla de una entrega de más de 2 millones de dosis para este territorio, detallaron las fuentes.

El Gobierno anunció este viernes la publicación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece modificaciones a la ley de vacunas con el propósito de incorporar los desarrollos de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson al plan de inmunización nacional.

La normativa, que busca agilizar las negociaciones con los laboratorios estadounidenses, prevé la eliminación de la palabra “negligencia” en las responsabilidades que les corresponderían a los fabricantes y crea el Fondo de Reparación COVID-19 para afrontar posibles indemnizaciones por eventuales daños derivados de las vacunas, según explicó la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, en la conferencia de prensa que brindó junto a la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti.