CANDE TINELLI Y UN CONMOVEDOR RUEGO POR LA SALUD DE SU MAMÁ: “SÓLO LE PIDO A DIOS VOLVER A VERTE SONREÍR”

364

Soledad Aquino, madre de sus hijas mayores, Micaela y Candelaria, fue sometida el pasado jueves 10 de junio a un trasplante de hígado. Y, aunque la intervención salió muy bien, la realidad es que aún permanece en observación en el Sanatorio La Trinidad de San Isidro. Y que, hasta tanto no tenga el alta y pueda regresar a su casa a hacer una vida normal, sus seres queridos no pueden evitar sentirse angustiados.

Sin ir más lejos, en la tarde del martes, Cande compartió en sus historias de Instagram una foto de su madre, en una silla de ruedas, en el momento en que era ingresada a la clínica. Y escribió unas conmovedoras palabras, que acompañó con un emojie de ruego y otro de un sol: “Sólo le pido a Dios y al Universo volver a verte sonreír. Cuanto antes, mi mamá leona”.

A fines de marzo, Aquino había sido internada en terapia intensiva después de que le realizaran unos estudios mediante los cuales se detectó que estaba sufriendo una hemorragia estomacal. “Fue un problema severo, una infección digestiva, una úlcera de duodeno que se le complicó. Tuvo que ser intervenida con una endoscopia de urgencia”, había contado entonces el conductor de ShowMatch.

Durante su hospitalización, la mujer se contagió coronavirus, pero pudo superar la enfermedad sin mayores complicaciones hasta recibir el alta médica. No obstante, cuando por fin regresó a su hogar trascendió que había quedado en lista de espera para una cirugía de sustitución de hígado.