CASO CHANO CHARPENTIER: CÓMO EVOLUCIONA LA SALUD DEL MÚSICO Y QUÉ DECLARARON TRES TESTIGOS DEL HECHO

139

Este lunes, Santiago Chano Moreno Charpentier cumplió una semana de internación en el Sanatorio Otamendi, tras haber sido baleado en el abdomen por un policía bonaerense en su casa de Exaltación de la Cruz en medio de un episodio de salud mental. En ese contexto y luego de que le extirparan el bazo, un riñón y parte del páncreas, el músico continúa evolucionando favorablemente. Asimismo, este lunes se conocieron las declaraciones de tres testigos del hecho, en el que, aparentemente, el cantante intentó apuñalar a una agente con un cuchillo.

Su madre ya había informado sobre la mejoría del cantante este domingo, cuando aseguró que Chano estaba “mejor y hablando”, a la vez que agradeció a sus fans porque “le llegó la energía de un montón de personas y mucho amor”. En esa misma dirección, este lunes fuentes de su entorno ratificaron que presenta “buena evolución clínica y psiquiátrica”.

En cuanto al avance de la causa, la defensa del policía bonaerense Facundo Amendolara pidió la eximición de prisión de su cliente, que fue imputado por “lesiones gravísimas agravadas por el uso de arma de fuego y por ser funcionario policial”, delito que prevé una pena de hasta 15 años de prisión.

El abogado defensor Fernando Soto aseguró que el pedido se debe a que la fiscalía que tiene a su cargo la causa “investiga delitos vinculados a la Violencia Institucional” y puede “utilizar ese argumento para detenerlo”. ”No existen riesgos de que vaya preso porque no hay peligro de fuga ni de obstaculizar la investigación, además la calificación legal permite una condena en suspenso. Pero hubo un cambio de fiscalía a un fiscal de Violencia Institucional, entonces yo tengo que pensar que consideran que el policía abusó en sus funciones y quizá utilicen ese argumento para detenerlo”, dijo el letrado. Ahora, la solicitud de la defensa será resuelta en un plazo de hasta tres días por el juez de Garantías de Zárate-Campana, Julio Andrés Grassi.