CHINA ORDENÓ PRUEBAS MASIVAS EN WUHAN POR UN NUEVO BROTE DE COVID-19

401

El coronavirus está regresado con fuerza, alentado por el estancamiento de las tasas de vacunación y las nuevas variantes, incluso en países como China, que creían haber superado lo peor de la pandemia. Este martes, las autoridades anunciaron una ronda de pruebas masivas de coronavirus en Wuhan, después de que una serie de brotes inusualmente amplios de COVID-19 llegara a la ciudad donde se identificó por primera vez el virus a finales de 2019.

Wuhan -una capital provincial de 11 millones de personas en el centro de China, donde el virus apareció en diciembre de 2019 y que vivió un duro confinamiento en los primeros meses de la pandemia- se suma así a otras ciudades que también pasaron por campañas de pruebas a toda la población. El lunes se confirmaron tres casos allí, los primeros no importados en más de un año.

China ha frenado en gran parte los contagios locales tras el primer brote que devastó Wuhan, y que más tarde se expandió al resto del país y a todo el planeta. Desde entonces, las autoridades han frenado y controlado la enfermedad cada vez que se ha detectado, con rápidas cuarentenas y pruebas masivas para aislar a las personas infectadas.