CONDENAN A CINCO AÑOS DE PRISIÓN A UN ACUSADO DE «SEXTORSIÓN»

246

El tatuador Patricio Pioli fue condenado este jueves en La Rioja a cinco años de prisión por haber ejercido violencia de género contra su ex pareja y haber difundido imágenes íntimas sin el consentimiento de la víctima, en lo que se considera un fallo ejemplar para el castigo de este último delito, popularmente conocido como «sextorsión».

Pioli fue considerado por el tribunal culpable de los delitos de «coacción y lesiones leves calificadas».

La abogada Mariana Barbitta, presidenta de la Asociación de Mujeres Penalistas de la Argentina (AMPA), explicó a Télam que «a diferencia del grooming, la sextorsión no está tipificada en el Código Penal, como sí lo está en el Código Penal español, por eso la condena es por coacción».