CONTINÚA EL ESTUDIO DE AGUAS RESIDUALES PARA DETECTAR COVID

190

El Gobierno de la Provincia y la Universidad Nacional de Salta firmaron un convenio de colaboración para reforzar la implementación de la  herramienta de vigilancia masiva de SARS- COV2 en aguas residuales, como una estrategia complementaria para investigar la circulación del virus en la población ubicada en regiones geográficas definidas (barrios o ciudades), siendo responsable la empresa de Aguas del Norte.

De esta forma, se continuará realizando el levantamiento de muestras en los ríos de La Caldera y  Mojotoro y en 13 puntos diferentes de la Capital en los ríos Wierna, Vaqueros y Arenales.

Esta herramienta permite detectar el genoma del virus que excretan tanto individuos sintomáticos como asintomáticos, de una manera no invasiva y no requiere de la toma de muestra individual. En cada muestra de aguas residuales se puede detectar el genoma del virus que han excretado muchas personas. La herramienta a desarrollar puede utilizarse para determinar zonas de circulación viral o puntos calientes en la transmisión viral durante la pandemia. También podrá servir, una vez pasada la pandemia, como un método de búsqueda de reintroducciones del virus en una población, sirviendo por lo tanto como una alerta temprana.

En este marco,  el presidente del COE, Francisco Aguilar, quien también participó de la firma de convenio, hizo hincapié en la importancia de la herramienta para poder controlar la transmisión del virus Sars-Cov2. Destacó el trabajo del equipo dirigido por la  doctora en ingeniería  Verónica Rajal. “El año pasado fue de mucha utilidad para frenar la transmisión de la COVID-19, porque cuando Epidemiologia identificaba un lugar con foco de contagio, el análisis de aguas servidas ya lo había anunciado, lo cual esta vez nos permitirá dirigir los testeos para poder aislar a la personas positivas”, señaló el médico.