DETECTARON UNA VARIANTE URUGUAYA DEL NUEVO CORONAVIRUS

230

En momentos en que el mundo teme por la rápida expansión de la variante Delta del nuevo coronavirus, científicos uruguayos anunciaron que la primera ola de contagios de COVID-19 que sufrió ese país a fines del año pasado se debió a una mutación local del SARS-CoV-2.

El mundo está concentrado hoy en la variante Delta, surgida en India en diciembre pasado, de alta transmisibilidad, por lo que el anuncio reviste una relevancia para los estudios científicos, ya que se informó que dejó de circular y no se registran casos desde abril pasado. Mientras tanto, la Delta se expande y, estudios realizados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) ratificaron la alta contagiosidad, pero también aseguraron que el 99,99% de los vacunados con el esquema completo evita la hospitalización y la muerte.

En Argentina, la preocupación crece respecto de esta variante, aunque aún no está documentado que sea de circulación comunitaria, y la preocupación está centrada en que el gobierno consiga avanzar en la aplicación de las segundas dosis especialmente para las personas mayores de 50 años y quienes tienen comorbilidades. Hasta la fecha, de acuerdo a la Unidad de Datos de Infobae, un 54,93 por ciento de la población argentina, 25.161.679 personas, recibieron al menos una de las dosis de las vacunas contra el coronavirus. Sin embargo, sólo 7.130.429 personas, el 15,57 por ciento, fueron aquellas que ya lograron completar el esquema vacunatorio.

El Instituto Pasteur de Uruguay, con sede en Montevideo, informó en un comunicado que la variante P.6 se generó en ese país, pero luego fue desplazada por la P.1, conocida también como brasileña, que circula prevalentemente entre la población uruguaya por lo que estimó que la variante de ese país dejó de producir infecciones desde fines de abril pasado y actualmente ha desaparecido.