DIRECTORA DE LA OPS PIDE SE DÉ PRIORIDAD A LAS COMUNIDADES ABORÍGENES

205

La directora de la Organización Panamericana de la Salud , Carissa F. Etienne, informó que 617 mil personas pertenecientes a comunidades indígenas en las Américas fueron infectadas con COVID-19 y casi 15 mil han muerto por complicaciones relacionadas desde el comienzo de la pandemia, según datos disponibles de varios países de la región.

«Es probable que haya muchos más infectados, pero es posible que no lo sepamos porque han tenido dificultades para recibir la atención contra la COVID-19 que merecen», indicó la doctora Etienne durante una sesión informativa, y exhortó a los países a priorizar a este grupo de población, que ha sido fuertemente afectado por la pandemia.

En vísperas del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, que se conmemora anualmente el 9 de agosto, la directora de la OPS señaló que la pandemia ha exacerbado las desigualdades en las Américas y añadió que la mayoría de los pueblos indígenas carecen de redes de seguridad financiera y social que les garanticen poder seguir manteniendo a sus familias y comunidades, incluso cuando están enfermos.

Muchos de nuestros pueblos indígenas viven en zonas remotas y aisladas donde una clínica o un médico pueden estar a muchos kilómetros o días de distancia. Incluso los que viven en centros urbanos siguen enfrentando barreras invisibles — como el idioma, la estigmatización y la pobreza — que pueden dejar fuera de su alcance la atención de salud», resaltó.

 Los países deben involucrar a las poblaciones indígenas en la respuesta a la COVID-19 y garantizar que los trabajadores de servicios de salud sean sensibles a las necesidades y lenguas de sus comunidades, además de «respetar la tradición de la medicina ancestral que todavía practican «, exhorto.

Etienne señaló que 17 países de las Américas han incluido a los pueblos indígenas en la lista de grupos prioritarios para la vacunación contra la COVID-19 y que se llevan a cabo campañas de vacunación en esos y otros países.

«Hasta ahora, más de 134 mil indígenas han completado su esquema de vacunación en toda Guatemala y más de 312 mil lo han hecho en Brasil, pero no tenemos datos de todos los países», precisó la directora de la OPS.