DURA CARTA DE MACRI POR LA CAUSA DEL CORREO: «EL GOBIERNO BUSCA VENGANZA»

318

El ex presidente Mauricio Macri emitió este domingo un fuerte comunicado contra el Gobierno para explicar el devenir de la causa del Correo Argentino y aseguró que el kirchnerismo «busca venganza» y «tiene por objetivo» a sus «hijos».

«Persecución y venganza», es el título de la carta que publicó el ex mandatario, semanas después de que la Justicia dispusiera la continuidad de la intervención judicial en el Correo Argentino SA establecida por la jueza Marta Cirulli en marzo de 2020, cuando ordenó el «desplazamiento total» de sus directivos, por lo que se sumó otra disposición adversa para el Grupo Macri.

«El gobierno busca venganza. Buscan dañarme y tienen como objetivo a mis hijos. Ese acto lo ejecutan a través de la Justicia, manipulada por el procurador del Tesoro, Carlos Zannini. De eso se trata el caso del Correo Argentino SA», señaló Macri en el escrito.

Según el líder de la oposición, Zannini quiere la quiebra del Correo porque los hijos de Macri «fueron accionistas».

«Esa es la razón. Es la forma de atacarlos para atacarme. Esta es la verdad. No es justicia, es persecución y venganza. Lamentablemente para la credibilidad del fuero comercial, Zannini logró varios fallos violatorios a los derechos constitucionales», continuó su explicación.

Macri consideró que la Justicia está haciendo «todo lo contrario» a lo que hizo con Oil Combustibles, la empresa de Cristóbal López, y apuntó a la fiscal Gabriela Boquín.

«Rechazó todas las propuestas de pago hechas por Correo Argentino y solo se preocupó por perseguir su quiebra. La fiscal no quiere que el Estado Nacional cobre, quiere que el Correo Argentino quiebre. Es raro, este no es el comportamiento que tiene con otras empresas. De hecho, es todo lo contrario a lo que hizo con OIL Combustibles», afirmó.

A mediados de junio, la Cámara en lo Comercial dispuso que continúe la intervención judicial en Correo. La resolución de primera instancia, dictada en el marco del proceso de «salvataje» de la empresa, había sido ordenada a pedido de la fiscal Gabriela Boquin, a la que adhirió Carlos Zannini, a partir del fracaso de las propuestas de acuerdo de pago a acreedores y tras denuncias de «vaciamiento».

Días después, el procurador del Tesoro de la Nación celebró el fallo del juez federal Sebastián Casanello que desestimó una denuncia del Grupo Macri contra la fiscal y funcionarios del Gobierno a los que había acusado de supuesta connivencia para desapoderarlo del Correo Argentino.

«Hay cero intención de persecución política a Macri con la causa Correo, es el intento de cobro de una deuda», había explicado el jefe de los abogados del Estado.