ECHARON A UN FUNCIONARIO QUE HABÍA HABILITADO LA COMPRA DE PISTOLAS TASER

204

Ramiro Urristi, titular de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC), organismo encargado de la fiscalización y monitoreo de las armas de fuego que depende del Ministerio de Justicia que conduce Martín Soria, renunció a su cargo hoy, de manera inesperada. Los motivos no están claros y hay hermetismo en su entorno, mientras circulan distintas versiones sobre su salida.

Soria, quien arribó recientemente al cargo tras la remoción de Marcela Losardo, se reunió con Urristi de manera reservada el martes. Ayer se hicieron fuertes los rumores que circulaban hace un mes acerca de su partida, pero en su entorno la negaron hasta última hora. Se terminó concretando el jueves, según un documento oficial al que tuvo acceso este medio donde el ahora ex funcionario expresa su agradecimiento por “la confianza brindada” y saluda al ministro con “distinguida consideración”.

Una de las tareas principales de la ANMaC es la habilitación de compra de pistolas en el país. Entre las versiones que se conversan en el Gobierno, la “excusa” que se utilizó para invitar a Urristi a dejar su cargo fue la decisión de habilitar la adquisición de una tanda de las polémicas Taser a la provincia de Chubut. El uso de ese tipo de pistola fue motivo de disputa durante el gobierno de Cambiemos, durante el cual la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, propició su utilización, a su vez resistida por la oposición.

Las Taser también generaron roces en la actual gestión entre el titular de esa cartera a nivel bonaerense, Sergio Berni, que se expresó a favor, y la ministra Sabina Frederic, que tras asumir determinó derogar el protocolo que autorizaba el uso de taser en las fuerzas federales de forma genérica, y lo reconvirtió.