El caso Liliana Ledesma podría pasar ahora a la justicia federal

225

Desde el inicio del juicio, una y otra vez, el nombre de Liliana Ledesma sobrevuela en todas las audiencias y nadie entiende por qué este hecho, con una vinculación tan estrecha con los Castedo, no es parte de los delitos por los que ahora son juzgados.

Los hermanos Castedo fueron procesados por la justicia provincial. Ledesma fue asesinada el 21 de septiembre de 2006.

En este juicio, además de los hermanos Castedo, también son juzgados Melba del Carmen Araujo; los comerciantes Alberto, Luis y Mario Alberto Yudi; y el martillero público Eduardo Torino, quien declaró en la primera audiencia.

Tanto resuena el nombre de Liliana Ledesma que, en la última audiencia, otro testigo de Gendarmería Nacional, se refirió las conversaciones telefónicas de los acusados, acaso las pruebas más contundentes contra los acusados.

Además, de referirse a un misterioso depósito en dólares que Araujo debía hacer para Castedo, el testigo se refirió a que los hermanos Delfín y Hula se referían a Ledesma lo hacía con términos despectivos y molestos por los reclamos que encabeza la mujer, integrantes de la Asociación de Productores de Madrejones.

El gendarme sostuvo que los hermanos Castedo se referían a Ledesma como “la Negra” y siempre mencionaban que tenían problemas con ella por el cierre del camino y decían. Dijo que, en un diálogo, los dos hermanos se referían a la mujer como un problema latente.

Al respecto, no se descarta que la fiscalía levante ese guante y pida que se agregue ese expediente al caso, pues habría una iniciativa para que ese caso sea dilucidado para que la justicia federal, con lo cual se matarían dos pájaros de un tiro.

Cabe mencionar que, increíblemente, la justicia provincial no pudo llevar adelante, hasta el momento, el juicio contra los hermanos Castedo por el asesinato de Ledesma, lo que es considerado prácticamente un papelón.