EL DEPARTAMENTO DE JUSTICIA DE EEUU DEMANDA A TEXAS POR SU LEY CONTRA EL ABORTO

142

El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó este jueves una demanda contra el estado de Texas por su nueva ley que prohíbe interrumpir el embarazo después de las seis semanas, incluso en caso de violación o incesto.

El gobernador de Texas prohibió el aborto una vez que se detecta el latido del corazón del embrión, después de unas seis semanas de embarazo.

La demanda llega una semana después de que el presidente de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, criticara la negativa de la Corte Suprema de bloquear la ley de aborto de Texas y prometiera lanzar un «esfuerzo de todo el Gobierno» para revocarla.

La asociación Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), Planned Parenthood (Planificación Familiar), el Centro de Derechos Reproductivos y otras asociaciones habían pedido la semana pasada al alto tribunal que detuviera la aplicación de esta normativa por medio de una solicitud de emergencia.

Sin embargo, la Corte no se pronunció sobre la constitucionalidad de esa ley que entró en vigor el pasado 1 de septiembre, pero señaló «cuestiones de procedimiento complejas y nuevas».

Su decisión fue aprobada por cinco magistrados sobre un total de nueve. Tres de los jueces fueron elegidos por el expresidente Donald Trump justamente por su oposición al aborto.

La ley de Texas es la más restrictiva sobre el aborto que ha entrado en vigor desde el fallo de Roe v. Wade, la emblemática decisión de la Corte Suprema que en 1973 reconoció el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en el país mientras el feto no sea viable fuera del útero, lo que suele ocurrir hacia las semanas 22 a 24 de embarazo.