EL HOMBRE AL QUE UNA MUJER LE DESTROZÓ EL BMW, SE ENCUENTRA EN ESTADO CRÍTICO

199

La mujer que con un matafuego destrozó el sábado por la noche en el macrocentro de esta capital el auto BMW X5, valuado en 71.900 euros, propiedad de su ocasional pareja, un reconocido abogado penalista 30 años mayor, está en libertad pero enfrenta una causa judicial por “daño calificado y atentado, y resistencia calificada a la autoridad” policial.

La agresora, identificada como Yésica María Andrea Apud Martínez, de 37 años, será sometida hoy a exámenes toxicológicos y psicológicos, según lo dispuso la fiscal del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Lucila Nuzzo, quien además ordenó el secuestro de todas las imágenes existentes de las cámaras de la vía pública.

En tanto, el propietario del vehículo de alta gama, Raúl Leopoldo Berizzo, abogado de 67 años, continúa internado en el Hospital Provincial “Dr. José María Cullen” (sería derivado a una clínica privada), luego de que sus hijos y la Policía lo encontraran inconsciente en un departamento del edificio ubicado frente al lugar donde estaba estacionado el auto, bajo una supuesta ingesta de medicamentos y alcohol. Esta mañana, fuentes cercanas a la familia Berizzo admitieron que el reconocido abogado se encuentra en estado crítico y recordaron que hace unos pocos años fue sometido a una intervención cardíaca.

La acción de una violencia descontrolada por parte de Apud Martínez se inició alrededor de las 21.15, cuando apareció se especula que pudo haberlo hecho desde departamento donde se encontraba Berizzo con la llave electrónica para abrir el baúl del vehículo y retirar el matafuego con el cual inició el ataque. La mujer consiguió abrir las puertas del BMW X5 blanco, con patente AA 713 GA, y luego abolló el capó, rompió las ópticas y pulverizó los espejos retrovisores. No conforme con lo hecho, se subió al techo del BMW y siguió abollando la estructura, con el objetivo destrozar el techo corredizo. Las imágenes captadas por vecinos y ocasionales automovilistas y peatones que se acercaron hasta bulevar Gálvez al 1400 recorrieron todo el país. Ahora se supo que, mientras Aput Martínez rompía todo lo que tenía por delante, su supuesto amante estaba inconsciente en el edificio lindero.

El parte policial, al que tuvo acceso este diario, señala que el agente Mariano Matías, de la Seccional 3ª, que actuó por jurisdicción, detalló que la mujer “parecía estar bajo los efectos del alcohol y/o sustancias estupefacientes” y presentaba “heridas en sus manos de poca consideración debido a los golpes” contra el vehículo.