EL PRESIDENTE DE CUBA ACUSA A EEUU DE ASFIXIAR AL PAÍS EN BUSCA DE ESTALLIDOS

314

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, denunció que Estados Unidos tiene «una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país», tras las protestas contra el Gobierno que se registraron ayer en varios sectores de la Isla, tras lo cual su par de Estados Unidos, Joe Biden, le pidió «al régimen cubano» que «escuche a su pueblo».

Díaz-Canel desmintió, en un mensaje transmitido por cadena nacional, haber llamado a la violencia cuando instó a la población a concentrarse en las calles para rechazar esas manifestaciones.

«Convocamos a todos los revolucionarios a salir a las calles a defender la Revolución en todos los lugares», había afirmado ayer Díaz-Canel en una alocución televisada, tras regresar de un recorrido por San Antonio de los Baños, distante 36 kilómetros de La Habana.

«No llamamos al pueblo a enfrentar al pueblo sino que llamamos al pueblo a defender su revolución», argumentó Díaz-Canel, y aseguró que la población se defendió ante los actos de violencia y vandalismo protagonizados por quienes iniciaron las manifestaciones.

Horas después de la reacción de Biden, su secretario de Estado, Antony Blinken, sostuvo en conferencia de prensa que Díaz-Canel se equivoca al culpar a Estados Unidos y que «sería un grave error que el régimen cubano interprete lo que está pasando en decenas de ciudades y pueblos en toda la isla como el resultado o el producto de algo que haya hecho Estados Unidos».

«Simplemente no están escuchando las voces y la voluntad del pueblo cubano, gente profundamente, profundamente cansada de la represión que ha durado demasiado», expuso Blinken.