EMOTIVO RECIBIMIENTO A NUESTRA LEONA: VALENTINA RAPOSO YA ESTÁ EN SALTA

274

En la parte superior de una autobomba Valentina Raposo, la primera medallista olímpica de la provincia recorrio varios kilómetros recibiendo el afecto y el cariño de salta

la imagen se repite de principio a fin: desde el aeropuerto internacional Martín Miguel de Güemes hasta la rotonda que ingresa a la Universidad Católica de Salta. Ese fue el trayecto que llevó a la defensora de Las Leonas que vistió los colores de la Selección argentina de hockey en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, con solo 18 años y seis meses.

Detrás de la autobomba, sus padres Gabriel Raposo y María Eugenia Ruiz de los Llanos junto a su hermana Bárbara (en Buenos Aires la espera Camila, su referente y hermana mayor), detrás: el resto de la familia, amigos, compañeras del club Popeye y fanáticos. Valentina no lo puede creer. SaludA y rompe en llanto.

Ya se emocionó hasta las lágrimas cuando vio a su familia en la sala vip del aeropuerto y cuando escuchó los primerios “olé, olé, olé, Valen…Valen”, mientras subía a la autobomba. En ese momento dialogó con El Tribuno: “Significa un sueño lo que estoy viviendo, estoy muy emocionada y no caigo”.

“A la gente le digo que gracias por todo y estoy muy emocionada”, dijo sin imaginar lo que iba a pasar apenas unos minutos después en una caravana interminable que tuvo un cierre de película con una lluvia de papeles picados y la bandera de Popeye Béisbol Club, su lugar en el mundo, colgada en la avenida Reyes Católicos, en la zona norte de la ciudad, muy cerca de su casa.

Valentina Raposo deberá cumplir un estricto aislamiento en su casa para poder viajar a Santiago de Chile el 15 de agosto próximo y sumarse a Las Leoncitas, el torneo para el que ella se preparó durante toda la pandemia. Sin embargo la sorpresa de ser convocada a Tokio le cambió la vida y tuvo que salir a hacer el pasaporte rápidamente.