ESPAÑA E ITALIA SON LOS PRIMEROS SEMIFINALISTAS DE LA EUROCOPA

149

Se jugaron los dos primeros partidos de cuartos de final de le Euro 2020, donde España venció por penales a Suiza e Italia le ganó 2 a 1 a Bélgica y se convirtieron en los primeros semifinalistas. Ambos se verán las caras el próximo martes a las 16:00 en Wembley, buscando el pasaporte a la gran final.

En primer turno, España le ganó por penales a Suiza 3 a 1 tras empatar 1 a 1 en tiempo reglamentario y se metió entre los cuatro mejores del continente. Lo comenzó ganando de entrada, ya que a los 8 minutos, un remate de Jordi Alba a la salida de un córner se desvió en el volante Denis Zakari y terminó siendo gol en contra. Parecía un trámite sencillo para el dos veces campeón de Euro.

Pero La Furia lejos estuvo de liquidarlo y Suiza, que había dado la gran sorpresa de los octavos al eliminar a Francia por penales, lo empató en el 68′ gracias al capitán Xherdan Shaqiri, luego de un blooper de los centrales españoles Laporte y Torres. Pese al empate, fue expulsado Remo Freuler a los 77′ y Suiza se quedó con uno menos.

El partido terminó empatado en los 90′ y hubo que ir a alargue (ambos seleccionados venían de jugar prórroga en la ronda anterior). Allí, apareció la gran figura del arquero Yan Sommer, que evitó el triunfo de España y el encuentro fue a la definición por penales. Allí, el que se destacó fue el portero español Unai Simón, quien detuvo dos remates (a Shar y Akanji) y posibilitó que Mike Oyarzabal le de la clasificación a semifinales a los de Luis Enrique.

Más tarde, en Munich, Italia demostró que es cosa seria y le ganó un partidazo a Bélgica por 2 a 1. Los goles del conjunto de Roberto Mancini fueron obra de Nicolo Barella a los 31′ y Lorenzo Insigne a los 43′, tras un gran primer tiempo de la azzurra.

Sobre el cierre de esa primera mitad, un penal inexistente sobre Jeremy Doku le dio la posibilidad a Romelu Lukaku de descontar, y el hombre del Inter no falló y puso el 1-2 a los 45+2′.

En el complemento, Bélgica tuvo chances de empatarlo, pero se encontró con una férrea defensa italiana y una soberbia actuación del arquero Gianluigi Donnarumma. De esta manera, Italia extendió su racha invicta a 32 partidos (la mejor de su historia), de los cuales ganó 25 y empató 7.