Internacionales

Estados Unidos se prepara para un nuevo censo y la minoría hispana tiene miedo

Estados Unidos hará un nuevo censo en 2020, y los encuestadores deberán enfrentarse al miedo que tienen las minorías –incluidos los latinos– de que la información que proporcionen se filtre a las autoridades migratorias. Por eso, promueven una campaña que busca asegurar que “todos cuenten”.

El censo se realiza cada 10 años en el país, y determina cómo se gasta el presupuesto y se distribuyen los escaños en la Cámara de Representantes. La intención del gobierno de Donald Trump de incluir una pregunta sobre la ciudadanía –que fue finalmente bloqueada– atizó los temores de que comunidades con un porcentaje alto de indocumentados no participaran de la consulta.

“Estamos en un contexto que reconocemos que es controvertido, pero en el cual estamos haciendo todos los esfuerzos posibles para llegar a la comunidad”, dijo a AFP María Olmedo Malagon, encargada de la campaña para promover la consulta en la Oficina del Censo.

Trump luchó encarnizadamente por incluir una pregunta sobre la nacionalidad en el censo, en un momento en que su gobierno mantiene una línea dura contra la inmigración irregular, en un país en el que viven más de 10 millones de indocumentados, según datos de la consultora Pew.

El debate sobre la pregunta de la nacionalidad llegó hasta la Corte Suprema, que en junio se pronunció en contra.

Esa pregunta –que fue dejada de lado hace 60 años– podía impedir que entre 1,6 y 6,5 millones de inmigrantes –en su mayoría latinos– participaran en la encuesta o que mintieran en sus respuestas por temor a ser localizados, especialmente en el caso de los indocumentados, según los expertos del censo.

Kendall Johnson, directora de comunicación del Censo, dijo el martes en una presentación pública de la campaña publicitaria para alentar la participación que hay muchas diferencias entre el censo de 2010 y el de 2020. Por un lado, estaba el cambio del panorama mediático, y por el otro estaba la mayor desconfianza hacia el gobierno.

Esta campaña cuenta con una estrategia amplia que incluye miles de avisos en televisión y radio, pancartas e impresos. También está orientada a audiencias fragmentadas en Internet y adaptada a 12 idiomas, además del inglés.

 

 

Artículos Relacionados

Desolación en la zona arrasada por el temporal en el sudeste de Brasil 

FILIPINAS: MÁS DE 800 MUERTOS POR EPIDEMIA DE DENGUE

Prensa Multivisión HD

California: Bomberos tienen dificultades para apagar los incendios

Prensa Multivisión HD