FERNÁNDEZ CONFIRMÓ QUE ÁNGELA MERKEL APOYARÁ SU NEGOCIACIÓN CON EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL

249

¨Junto a España, Portugal, Italia y Francia vamos a seguir apoyando a la Argentina en que encuentre una acuerdo sustentable con el FMI¨, afirmó Ángela Merkel frente a Alberto Fernández, durante la video conferencia que protagonizaron hace instantes en la quinta de Olivos.

El presidente argentino agradeció el respaldo de la canciller alemana, una pieza clave en el board del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París, los dos organismos de créditos multilaterales que exigen el pago de una deuda pública cercana a los 50.000 millones de dólares. “Quiero decirle que mi intención es hacer el mejor acuerdo para la Argentina, no se trata de beneficiar a mi gobierno. Ese es mi objetivo con el FMI”, contestó Alberto Fernández a Merkel.

La canciller germana explícito su apoyo a la estrategia de negociación del Presidente, pero también planteó que es necesario cerrar un acuerdo que satisfaga los procedimientos del Fondo Monetario Internacional y del Club de París. Eso significa que Argentina y los organismos multilaterales de crédito deben acordar un programa sistemático de pago que pueda cumplirse en el tiempo.

Merkel coincidió con esa perspectiva y adelantó que estaba predispuesta a colaborar con la región frente a la segunda ola del COVID-19. “No nos vamos a olvidar de América Latina”, aseguró la canciller cuando hizo referencia a la fabricación de vacunas a través de un acuerdo entre laboratorios privados y la Unión Europea.

Merkel avaló la estrategia presidencial de negociación con el FMI y el Club de París, en sintonía con el respaldo ya obtenido con Antonio Costa (Portugal), Pedro Sánchez (España), Emmanuel Macron (Francia) y Mario Draghi (Italia). Estos cuatro jefes de Estado, junto a la canciller de Alemania, consideran que el Fondo Monetario Internacional y el Club de París deben cerrar un acuerdo con la Argentina que no implique un tradicional programa de ajuste económico.

Alberto Fernández cree que los acreedores externos tienen que aceptar una refinanciación larga de la deuda de capital, eliminar las sobrecargos imputados a los créditos concedidos durante la administración de Mauricio Macri y achicar los intereses previstos sobre el Stand-By de 44.000 millones de dólares.

Los líderes europeos aceptan en general la estrategia de negociación del gobierno argentino, pero su instrucción al board del FMI será simple y lineal: Argentina tiene que ofrecer un programa sostenible de pago de la deuda que implique reducir el gasto público, contener la inflación, terminar con los controles cambiarios y facilitar el libre comercio.

“Nosotros vamos a hacer un plan posible para los intereses de la Argentina, que a su vez pueda servir para honrar la deuda. Tenga confianza, nosotros vamos a cumplir lo que no cumplió el gobierno anterior”, le dijo Alberto Fernández a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, durante su cónclave en Roma.