GINES GONZÁLEZ TUVO QUE ABANDONAR UN RESTAURANTE ENTRE GRITOS E INSULTOS

287

El exministro de Salud de la Nación pasó una muy mala noche y fue echado por los propios comensales del lugar donde había ido a cenar.

Ginés González García pasó una mala noche de sábado. El exministro de Salud de la Nación, que tuvo que dejar el Gobierno luego del escándalo del vacunatorio VIP, debió abandonar un restaurante cuando decenas de comensales comenzaron a insultarlo a los gritos: “caradura”, “asesino”, “chorro” fueron algunos de los calificativos que recibió el exfuncionario cuando ingreó al lugar.

Las imágenes comenzaron a circular rápidamente en las redes sociales. Según se informó una de las personas que difundió el video, el exministro entró al Restaurante Marcelo, en Puerto Madero, acompañado por una mujer.

Cuando comenzaron los abucheos, la mujer sacó su celular para filmar la situación. Finalmente, cuando crecieron los insultos y los gritos, la pareja abandonó el local. “Caradura, caradura” y “asesino, asesino”, cantaron al unísono decenas de personas que comían en el restaurante, hasta que el exministro salió del lugar. El escrache está mal y fuera de lugar en cualquier circunstancia.

Ginés González García debió renunciar a su cargo en febrero, luego de que el periodista Horacio Verbitsky revelara que había sido vacunado en el mismo Ministerio de Salud, previo llamado al entonces ministro. Con los días se conoció que los vacunados de forma irregular tanto en el ministerio como en el Hospital Posadas eran decenas de amigos y dirigentes ligados al oficialismo. Por esos días, la vacunación recién había comenzado y había millones de mayores de 60 años y miembros del sistema de Salud que esperaban su primera dosis.

En julio pasado, la jueza federal María Eugenia Capuchetti resolvió archivar parcialmente, por “inexistencia de delito”, la causa en la que se investiga el llamado vacunatorio VIP. De los 70 vacunados que informó el Gobierno, sólo cinco continuarían siendo investigados. Sin embargo, aunque Ginés González García estaba entre los que seguirían siendo investigados, la jueza consideró “no existe un tipo penal que criminalice la conducta de un funcionario público que otorgue tratos especiales”, aunque sí podría llevar a “sanciones de orden administrativo” que establece la Ley de Ética del Ejercicio de la Función Pública.

No obstante, el 12 de agosto pasado, el titular de la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), Sergio Rodríguez, y el fiscal ante la Cámara Federal, Jorge Iturbe, reclamaron que se reabra la investigación.

El exministro también fue duramente criticado desde distintos sectores de la oposición y organizaciones sociedad civil por haber priorizado las negociaciones con Rusia, China y Astrazeneca para la adquisición de vacunas contra el coronavirus, relegando la posibilidad de llegar a un acuerdo rápido con laboratorios estadounidenses.

El acuerdo con laboratorios como Pfizer y Moderna se produjo recién en los últimos meses, ya sin Ginés González García como ministro, y cuando el Gobierno quedó acorralado por la necesidad de obtener vacunas con aprobación pediátrica y ante la falta de segundas dosis de la Sputnik V.

Fuera del Gobierno, el exministro volvió a ser el centro de atención en junio por pasar un mes de vacaciones en el verano europeo, el viaje que realizó fue a Madrid. El exministro fue visto con el empresario Hugo Sigman, dueño del laboratorio mAbxience que tiene a cargo la elaboración local de la vacuna de Spunik V.