Indagarán al exjuez Reynoso y dos jefes de Gendarmería por posible falsificación de documentos

239

Reynoso junto a Ricardo Castillo y Favio Waldo Benegas están acusado de conformar una asociación ilícita.

El juez federal N°1 Julio Bavio ordenó la citación a indagatoria del ex juez federal de Orán, Raúl Reynoso y de los comandantes de Gendarmería Nacional, Ricardo Castillo y Favio Waldo Benegas en el marco de una causa que investiga la posible comisión de delitos de falsificación de documentos públicos, prevaricato y asociación ilícita.

Benegas se desempeña actualmente como Director de Inteligencia Criminal, mientras que Castillo es Jefe de Región IV Salta, Jujuy, Tucumán y Santiago del Estero. Reynoso, en tanto, cumple una pena de 13 años de prisión por favorecer a narcotraficantes con resoluciones judiciales a cambio de dinero y bienes.

Las indagatorias se enmarcan en una investigación en la que interviene el fiscal general Carlos Martín Amad del Área de Transición. Se trata de un caso iniciado a partir de una presentación realizada de manera conjunta con su par Eduardo Villalba y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Diego Iglesias.
Al respecto, Amad confirmó que solicitó en reiteradas oportunidades que el ex juez y los dos comandantes sean citados a indagatoria porque existen suficientes elementos que hacen presumir una presunta conducta ilegal de los mismos.
Sobre los motivos, explicó que la hipótesis criminal gira en torno a una denuncia anónima que se utilizó para implicar a un grupo de personas en distintas operaciones de narcotráfico, lo que derivó en el procesamiento y elevación a juicio del caso.

En el debate, sin embargo, el Tribunal Oral Federal N°1 resolvió declarar la nulidad del mismo al descubrirse que la denuncia que había motorizado la investigación era falsa, maniobra en la que habrían participado Castillo y Benegas en complicidad con el ex juez Reynoso.

Por ello, el 13 de junio de 2017, el tribunal resolvió anular el debate y absolvió a los 15 imputados que fueron llevados a juicio, circunstancias en que desde la PROCUNAR NOA, a cargo del fiscal general Villalba, se solicitaron medidas para determinar responsabilidades en torno a la denuncia anónima falsificada.

Entre otras medidas, se requirió la remisión de documentación por parte de Gendarmería respecto a los dos comandantes, registro de libro de guardia y otros informes referidos a la función y destino que cada uno tenía al momento del hecho.

También se iniciaron tareas investigativas vinculada a los teléfonos celulares, correos electrónicos y otros dispositivos, razón por la cual se dio intervención a la Unidad Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI) del Ministerio Público Fiscal de la Nación. Como resultado de estas, y otras medidas investigativas, el juez Bavio resolvió avanzar con el caso y citó al ex juez y los dos comandantes a indagatorias, las que programaron para los primeros días de febrero del 2022.