JUICIO JIMENA SALAS: LA FISCALÍA PIDIÓ 12 AÑOS DE PRISIÓN PARA VARGAS

901

En el inició de la última jornada del Juicio por la muerte de Jimena Salas se escuchó en primera instancia el Alegato del fiscal Ramiro Ramos Ossorio el cual se centró en las «mentiras» y «contradicciones»  de Sergio Vargas.  El fiscal puntualizó que Vargas no vendía ni ofrecía las sandalias en el barrio, sino que anunciaba una situación falsa a los vecinos, diciendo que una mujer con dos hijas le había encargado un par de sandalias.

Ramos Ossorio señala que los vecinos lo señalaron al imputado sin titubeos, que nunca lo vieron antes y que nunca volvieron a verlo, lo mismo que al señor que llevaba el perro. Agrega que a ningún vecino le expresó el precio del par de sandalias que ofrecía. Incluso a uno de los testigos, le mintió que tenía un puesto en el mercado vaquereño y le preguntó por una mujer.  Analizó los diversos testimonios de vecinos de barrio San Nicolás, quienes lo identificaron y señalaron que les preguntaba por una mujer y que les ofrecía sandalias o alpargatas de forma poco eficiente. «No fue a vender nada» sostiene.

«Mucho se esforzaron en instalar la idea de que Vargas es un pobre individuo al que la Justicia quiere perjudicar. Lo que está probado es que Vargas estuvo en el lugar y desde la Fiscalía se sostiene que se encontraba allí en función de la comisión de un delito principal» remarcó.  Recordó que según su expareja, Vargas nunca trabajó, nunca fue vendedor ambulante y como correlato, en el allanamiento realizado en su domicilio, no se secuestró elemento alguno que lo vincule a la venta ambulante.

En su relato se detectan inconsistencias que tienen valor probatorio. El fiscal destaca las contradicciones detectadas en los dichos del imputado Vargas. «Mintió en todos y cada uno de los aspectos de su declaración, tanto en la etapa investigativa como durante el debate», expresó.

Ramos Ossorio indicó que su actividad la hizo a cara descubierta y fue ineficaz, pues no logró con su ardid que la víctima le abriera la puerta, a diferencia del hombre que llevaba el perro. «A Vargas no se lo acusa de haber quitado la vida a Jimena Salas ni de ser sicario, se lo acusa de haber actuado en conjunto con el hombre del perro».

Además aclaró que el hecho de que falte identificar a los autores materiales del homicidio de Jimena Salas, no lo hace inocente a Vargas.

Por último, el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio solicita al Tribunal se le aplique a Sergio Horacio Vargas la pena de 12 años de prisión efectiva como partícipe secundario del delito de homicidio calificado por ensañamiento, alevosía, criminis causa y femicidio en perjuicio de Jimena Salas.