LA ACTIVIDAD AGROINDUSTRIAL CAYÓ MÁS QUE EL COMERCIO Y LO INMOBILIARIO

319

Un nuevo informe de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) reveló que la actividad económica cayó un 10% durante 2020, y en ese contexto, la baja interanual de un 6,7% en la cadena agroindustrial es mayor que, por ejemplo, la actividad inmobiliaria (-6%) y el comercio (-5,4), aunque en todos esos casos menor a otros rubros de actividad más afectados por la pandemia y la paralización de producción y servicios, como hotelería y restaurantes (-49,2%), la construcción (-22,6%) y la industria manufacturera (-11%).

Pero ¿cuál es el aporte del campo al PBI? “Las cadenas del agro generan 1 de cada 4 pesos que produce el país. El 24% del PBI argentino proviene del campo: US$77.235 millones y es la actividad que mayor aporte genera. Le siguen en importancia: el comercio mayorista y minorista de otros productos con un 12%, como ropa, calzado, electrodomésticos; la actividad inmobiliaria con un 11%; la salud y la educación con un 11% y la industria manufacturera de productos como autos, prendas de vestir, maquinarias, etc. con un 10%”, explicó David Miazzo, economista Jefe de FADA.

El informe destaca que el aporte que generan las cadenas agroindustriales se reparten entre servicios conexos (9%), productos primarios (8%) y agroindustria (7%).

“Este 24% de 2020 está por encima del promedio histórico 2004-2020 que fue del 22,7% y demuestra la importancia de que el agro crezca, pero también que el resto de la economía traccione”, agrega el documento.

“Imaginemos que todos los argentinos hacemos una torta. Unos producen harina, otros huevo, leche, manteca y azúcar. Algunos con la leche y el azúcar elaboran el dulce de leche. Además, hay quienes con harina, aceite, azúcar y leche preparan el bizcochuelo, otros se encargan de la crema y las frutillas del relleno. Entre todos, hacen la torta. Eso es la economía. Si la economía crece, la torta se hace más grande y hay más probabilidad que todos los que hacen los ingredientes puedan quedarse con una porción más grande”, ejemplificó Miazzo.

Además agregó que hay que lograr estabilidad macroeconómica, con menor inflación, emisión monetaria y gasto público, menor nivel de presión fiscal y trabas burocráticas, mayor inserción internacional y disponibilidad de crédito accesible y de largo plazo. “Estas condiciones tienen que ir acompañadas por reglas de juego claras e instituciones eficientes y de calidad”, destacó.

El trabajo de FADA detalla que, al producir más, la actividad económica y el país crecen, y eso afecta en la economía personal y familiar de cada uno de los argentinos.

“Así como es importante potenciar el agro, para que el país pueda crecer, generar empleo y mejorar la calidad de vida de los argentinos, es necesario que todas las actividades productivas marchen de la mejor manera, que ganen competitividad, escala y mayor inserción internacional”, añade el documento.