LA HISTÓRICA VISITA DE KAMALA HARRIS A VIETNAM GENERÓ TENSIÓN ENTRE ESTADOS UNIDOS Y CHINA

170

La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, de visita este miércoles en Hanói, la capital vietnamita, abogó por «aumentar la presión» sobre Beijing para que renuncie a sus «abusivas» reivindicaciones en el mar de China Meridional, un punto neurálgico del comercio marítimo mundial disputado por cuatro países del sureste asiático, entre ellos Vietnam.

«Debemos encontrar formas de aumentar la presión (..) sobre Beijing para que cumpla con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y desafiar su intimidación y reclamos marítimos excesivos», dijo en declaraciones en la apertura de una reunión con el presidente vietnamita Nguyen Xuan Phuc.

Harris también expresó su apoyo al envío de un guardacostas estadounidense adicional a Vietnam para ayudar a defender sus intereses de seguridad en la vía fluvial en disputa, y prometió que Estados Unidos «mantendrá una fuerte presencia en el Mar de China Meridional» para desafiar a China.

El martes, desde Singapur, donde Harris inició su gira asiática por dos países, acusó a China de «intimidación» en la región, palabras que Beijing respondió con reproches similares sobre la actitud de Estados Unidos en Afganistán.

«Para defender el ‘América primero’, Estados Unidos puede difamar, oprimir, coaccionar e intimidar arbitrariamente a otros países sin pagar ningún precio. Este es el orden que quiere (…) Pero, ¿quién le va a creer ahora?», afirmó el martes Wang, en referencia a la intervención en Afganistán, informó la agencia de noticias AFP.

Además de su compromiso de defender el Mar de China Meridional contra los avances de Beijing, la vicepresidenta informó sobre una serie de acuerdos bilaterales y apoyo para Vietnam en áreas que incluyen el cambio climático, el comercio y la pandemia de coronavirus.

La visita a Vietnam, la primera para una vicepresidenta de Estados Unidos, llega en un momento crítico para Estados Unidos.

La caída de Kabul y las caóticas evacuaciones desde la capital afgana despertaron el trauma de la guerra de Vietnam y el recuerdo de la huida en 1975 de los diplomáticos estadounidenses de Saigón.

Vietnam es estratégica y económicamente importante para Washington, en momentos de una fuerte disputa hegemónica con China, que le disputa la influencia política y la dominación naval en la región indo-pacífica.