LA PRIMERA FOTO DE CHANO EN EL CENTRO DE REHABILITACIÓN

280

Su tío Esteban publicó una imagen junto al músico que sostiene un libro de su autoría.

Hace un mes que Santiago ‘Chano’ Moreno Charpentier protagonizó un confuso episodio en el que intervino la Policía y por el cual fue ingresado al Sanatorio Otamendi con una herida de bala en la zona del abdomen. A raíz del hecho tuvieron que operarlo de urgencia y perdió un riñón, el bazo y parte del páncreas. Tras permanecer más de dos semanas en la clínica, recibió el alta y fue derivado a un centro de rehabilitación para tratar su adicción a las drogas. Aunque su evolución se mantuvo en completo hermetismo, hace algunos minutos su tío Esteban Charpentier publicó una foto del artista.

En la captura se ve al músico y al escritor al aire libre. Mientras su tío lo abraza, él sonríe sosteniendo el texto “Lo que el viento se llevó. Poesía en cómic”. “Mirá quien lee el libro”, escribió Esteban en el posteo.

Por su parte, su hermano Bambi compartió a través de sus historias de Instagram una reflexión y una mensaje de agradecimiento a todos sus followers. “Pasó poco más de un mes de una peli de terror que nos tocó vivir como familia. No hubo ni un solo día que no reciba mensajes de apoyo, buena vibra y preocupación. Tal vez gracias a la música que hacemos, que de alguna extraña manera me permite ser parte de sus vidas; o por el motivo que sea, lo agradezco de corazón”, expresó.

“Me emocionan las personas que eligen pasar por esta vida conectando con los demás, sintiendo empatía y abrazándonos cuando más lo necesitamos. Gracias”, cerró junto a tres emojis de corazones.

Las palabras del músico, fueron semanas difíciles y aunque su cuadro era muy delicado, Chano logró recuperarse. Tras recibir el alta médica, publicó un video en sus redes sociales donde agradeció los mensajes de aliento, apoyo y cariño y explicó cómo serían los pasos a seguir de allí en más.“Soy Chano desde el hospital Otamendi, el lugar donde me recuperé milagrosamente gracias a todo su plantel de médicos, enfermeros, médicos clínicos, gerentes, que me han tratado como nunca me habían tratado en un hospital en mi vida”, dijo destacando el labor de los profesionales de la salud.

“Me estoy yendo a otro lugar a seguir con mi tratamiento donde necesito muchísimo respeto no solo por mí sino por los compañeros que necesitan del silencio para poder seguir con el tratamiento de su enfermedad”, expresó, y esperanzado cerró asegurando que está feliz porque confía que lo mejor estaba por venir.