LAS FOTOS DE LA FIESTA DE ELISA CARRIÓ:»ME QUIERO IR DEL PAIS»

217

«Si alguien cumplió estrictamente la cuarentena dictada por el Gobierno fui yo», sostuvo Carrió y comparó su conducta con la del presidente Alberto Fernández, tras el escándalo por el cumpleaños de la Primera Dama, Fabiola Yañez, en la Quinta de Olivos en plenas restricciones por la pandemia, en julio de 2020.

Consultada por las condiciones en que se celebró su cumpleaños en diciembre, Carrió aclaró: «Mi cumpleaños fue al aire libre, había gente de ochenta años, no fue un cumpleaños de políticos, lo hice consultando con el intendente de Capilla del Señor. Todos vinieron testeados».

«El cumpleaños fue público, hubo fotos en todos los diarios así que no se blanqueó ninguna situación», insistió ‘Lilita’.

El periodista Marcelo Bonelli le preguntó si las acusaciones en su contra a raíz del festejo de su cumpleaños eran «porque el gobierno está desesperado”, Carrió respondió: “No lo sé, pero creo que ser canalla no es una buena calidad humana. Canallas son los que denunciaron ayer y los que están detrás de eso. Yo no fui crítica a las restricciones de la pandemia, ni de las del Gobierno nacional ni de las de la Ciudad».

«Canalla es quien no tiene moral, no tiene consciencia, no tiene vergüenza», insistió Carrió, y remarcó: «Entendí como ciudadana a aquellos que dicen que no quieren vivir en la vergüenza y la mentira que se vive en este país, y a mí me han dañado mucho. A mí y a mi familia, lo acepté como parte de la vida política. Ayer lloré porque yo cumplí absolutamente todo».

La exdiputada y referente de Juntos por el Cambio resaltó que cuando regían las restricciones más estrictas para frenar el avance del coronavirus en el país, pasó la cuarentena «en total aislamiento» y que en su hogar, en Capilla del Señor «no entró nadie, ni un diputado». Y sumó: «Cumplí las medidas que me parecían correctas y las arbitrarias porque dar el ejemplo es importante».

«Por primera vez en mi vida sentí: ‘Me quiero ir de este país’. Me dio mucha tristeza por nuestra nación y por mí misma», dijo con pesar Carrió al aire en Sábado tempranísimo, aunque enseguida aclaró: «No me voy a ir, voy a seguir luchando pero tuve la sensación de irme».

Aunque luego reconoció: «Me da pena pensar que no vale el ejemplo frente a la sociedad, me siento herida».

Carrió contó luego que se le presentó la oportunidad de viajar al exterior para ser inoculada contra el coronavirus, pero se negó a hacerlo: «Me quedé en el país porque tenía que dar el ejemplo, me vacuné recién hace tres meses, no tuve ningún privilegio».

«Tengo 65 años, tengo debilidades físicas como diabetes y problemas cardíacos. Cumplí las normas, acaté la pandemia y pudiendo criticar no lo hice, banqué al Gobierno nacional en las medidas restrictivas y di el ejemplo. Fui la persona más cuidadosa», expresó la exdiputada.