LOS 74 DE BRIAN MAY: LA GLORIA CON QUEEN, LA MUERTE DE FREDDIE MERCURY Y SU LUCHA CON LA DEPRESIÓN

203

Eran otros tiempos. La espera y la paciencia estaban dentro del menú. Una serenidad y un estoicismo que ha sido dejado de lado. El adolescente había mostrado su habilidad y pasión musical desde muy chico. Todo había nacido con la emulación. Brian, con 7 años, veía a su padre tocar el ukelele. Primero se acercó al piano, después a la guitarra acústica. Se pasaba varias horas al día con los instrumentos, descubriendo sus sonidos.

Harold y Brian May, padre e hijo, empezaron a trabajar en el instrumento en agosto de 1963. Recién estuvo terminada un año y medio después.

La guitarra fue algo más que un proyecto entre padre e hijo, una manera de pasar el tiempo juntos. El resultado final debe haber hasta excedido sus expectativas. Esta pieza no tiene nada que envidiarle a una hecha por profesionales. Varios entendidos le sugirieron a Brian May que patentara el sistema del trémolo, que tenía innovaciones que no se habían visto antes. Brian prefirió evitar los trámites burocráticos y dejar que la innovación familiar pudiera ser utilizada por cualquiera.

Brian May grabó casi todos sus temas con la Red Special (también se la conoce como The Old Lady y The Fireplace Guitar). A principios de este siglo, la guitarra fue producida para su venta comercial. Brian May ha usado en vivo alguna de esas réplicas.

Esa guitarra propia le dio, como no podía ser de otro modo, una voz propia. Son muchos los músicos que tiene guitarras hechas a medida, exclusivamente para ellos. Pero de las grandes estrellas sólo Brian May construyó su propia guitarra.