LOS ANALISTAS ESPERAN QUE EN LOS PRÓXIMOS MESES LA INFLACIÓN SE MANTENGA POR ARRIBA DEL 3%

152

Las consultoras prevén un menor ritmo de devaluación pero creen que eso no será suficiente para frenar el aumento de los precios.

El dólar desaceleró la suba en los últimos meses y el Gobierno espera que contener la devaluación sirva de ancla para los precios. Sin embargo, los economistas y bancos de la city porteña opinan distinto. Según sus proyecciones, los expertos efectivamente esperan una reducción en el ritmo de devaluación del peso combinada con datos de inflación persistentes. No obstante, coinciden con el diagnóstico oficial que indica que el índice de precios al consumidor (IPC) de marzo, de 4,8%, será el máximo del año.

Los pronósticos de los analistas se dieron a conocer en una nueva edición del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado por el Banco Central (BCRA). Para los próximos dos meses, la inflación no bajaría de 3%. El dato de abril, que se conocerá oficialmente el próximo jueves, fue calculado en 3,8% por las 42 consultoras que participaron en la encuesta del BCRA. Ese número implicó una suba de 0,4 puntos porcentuales con respecto a las estimaciones anteriores. De todos modos, si se cumple, significaría una baja de un punto con respecto a marzo.

Por su parte, la inflación de mayo, que sufrirá el impacto del aumento de tarifas, sería de 3,2% y la de junio estaría en 3%. A partir de julio, los analistas esperan que el índice de precios al consumidor perfore el 3% mensual. Con respecto a la proyección para todo el año, los analistas elevaron su estimación en 1,3 puntos en comparación con el REM de marzo y la llevaron a 47,3%. De confirmarse ese dato, implicaría una escalada de más de 11 puntos en relación al 36,1% acumulado en 2020.

De acuerdo con los cálculos de los economistas, la aceleración prevista en los precios se dará en un marco de menor devaluación del peso. En el REM de abril, los pronósticos para el dólar mayorista cayeron en casi todos los plazos encuestados. El tipo de cambio cerraría mayo en $94,80 (lo que implicó un recorte de 80 centavos en relación al sondeo previo). En junio, la cotización llegaría a $97 (90 centavos menos) y en julio, a $99 (un peso por debajo de la encuesta anterior).

En agosto, en tanto, el dólar mayorista pasaría los $100 y cerraría el mes en $101,10. La divisa estadounidense terminaría 2021 en $112,60 y alcanzaría los $160,20 en diciembre del año que viene. Con esos valores, la variación nominal prevista por los participantes del REM para el tipo de cambio es de 36,3% para 2021 (inferior al 40,5% registrada en 2020) y de 41,2% para el año que viene.