LOS NUGGETS DE CAMPAZZO VOLVIERON A PERDER Y QUEDARON COMPLICADOS

120

Phoenix Suns volvió a hacerse fuerte de local y venció a Denver Nuggets por 123 a 98, para quedar 2-0 arriba en una de las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA. El base argentino Facundo Campazzo tuvo un discreto partido, en el que sumó apenas 3 puntos, 4 rebotes, 2 asistencias y 1 robo en 29 minutos en cancha.

De la mano de un excepcional Chris Paul, que consiguió un doble doble de 26 puntos y 15 asistencias, los locales le propinaron la derrota más abultada de los Nuggets en esta temporada, y pusieron en duda la capacidad del equipo de Colorado de recuperar terreno cuando, a partir del viernes, jueguen los dos próximos partidos en casa.

El serbio Nikola Jokic fue el máximo anotador del partido con 24 puntos, y consiguió un doble doble con 13 rebotes. Además hizo 6 asistencias y 1 robo, pero lejos estuvo de ser preponderante en el encuentro. Por su parte, el base argentino de los Nuggets, Facundo Campazzo, tuvo rachas de buena defensa ante Chris Paul y Devin Booker, pero en ataque sólo pudo aportar 3 puntos, fruto de 1 de los 5 triples que intentó. Campazzo también falló los 2 tiros de dos que lanzó.

Sin ideas ofensivas, los Nuggets intentaron resolver el ataque con tiros de tres, pero su arma más fuerte en esa categoría, el alero MIchael Porter Jr., estuvo desaparecido durante toda la noche, anotando sólo 2 de los 9 triples que intentó y 1 de los 4 tiros de dos. Porter Jr. no anotó su primer triple hasta bien entrado el tercer cuarto, cuando su equipo ya perdía por 16 puntos, y terminó la noche con 11 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia.

En el otro lado de la cancha, seis jugadores de Phoenix consiguieron anotar 10 puntos o más. Booker, que también terminó la noche con un doble doble, fue el máximo anotador de su equipo con 18 puntos, 10 rebotes, 2 asistencias y 1 robo. Mikal Bridges anotó 16 puntos y 2 rebotes, mientras que el pívot Deandre Ayton terminó la noche con un doble doble de 15 puntos y 10 rebotes.

Ahora, Denver será local en los próximos dos partidos, pero los antecedentes son muy negativos en situaciones como ésta: en la historia de la liga, sobre 322 series que estuvieron 2-0 para el conjunto que tenía la ventaja de localía, 300 concluyeron con su triunfo final. Atenerse a ello implica que Campazzo y compañía tienen poco menos de 7% de chances de revertir esto.

El tercer punto de la serie se jugará mañana en el Ball Arena, a las 23:00, hora argentina.