LOS VECINOS DE TRES CERRITOS ESTÁN CANSADOS DE LOS ROBOS Y LA FALTA DE ILUMINACIÓN

414

Un lugar que solía ser apacible, según Héctor Assaf, un vecino de Tres Cerritos, se volvió un ambiente de inseguridad y oscuridad. Inseguridad por la ola de robos que está ocurriendo allí, y oscuridad por la falta de iluminación.

“Se está convirtiendo en un hábito dejar los autos afuera y que venga gente, rompa los vidrios y robe algo», destacó Assaf, quien culpa de esta situación a la falta de vigilancia e iluminación.

Héctor recalcó que muchas de las víctimas de estos hechos de delincuencia son las personas que van a hacer ejercicio al cerro y dejan los vehículos sin alarma.

«Creo que una de las soluciones es mayor presencia de la Policía y la instalación de aunque sea dos o tres postes más de luz», finalizó Assaf.