MIRTHA LEGRAND VOLVIÓ AL TEATRO COLÓN ACOMPAÑADA POR JUANA VIALE Y FUE OVACIONADA POR EL PÚBLICO

197

De a poco y a paso firme, Mirtha Legrand va recuperando algo de su vida social por fuera de su casa. Después de haber vuelto a su mesa el sábado pasado con una nueva emisión de La Noche de Mirtha (El Trece), ahora la diva retornó a su palco del Teatro Colón.

Acompañada por Juana Viale, Mirtha presenció la vuelta del Ballet Estable del Teatro Colón no solo junto a su nieta, sino que también estuvo cerca Agustín Goldenhorn: el arquitecto tiene 42 años que conquistó el corazón de la hija de Marcela Tinayre y que además es un apasionado de la música, siendo guitarrista y corista de la banda de rock Falsos Profetas.

El grupo ocupó el habitual Palco Bajo 15 que pertenece a la diva y allí Mirtha fue recibida por la directora general del Teatro Colón, María Victoria Alcaraz, y también por la directora del Ballet Estable, Paloma Herrera.

Antes de que comenzara la función, Mirtha y Juana fueron agasajadas con sendos ramos de flores alcanzados por los tradicionales valettos del Teatro Colón, a modo de obsequio para celebrar su bienvenida al primer coliseo. Y luego, la diva recibió una calurosa ovación de parte del público presente y Legrand correspondió el cariño con un afectuoso saludo y agradecimiento.

 “Qué rara me siento, pero feliz, feliz y contenta. ¿Saben cuántos días estuve encerrada? 300 días, sí señor, sin salir de mi casa, ni al balcón. Eso te altera, no te hace bien, no hace bien al cerebro”, comenzó Mirtha Legrand en su discurso del sábado pasado, tras volver a la pantalla después de ocho meses. “Yo soy grande, señores, soy una señora muy mayor, pero soy vital, me gusta la vida, me gustan mis amigos, disfrutar de la vida. Y estaba tan mal que llamé a un neurólogo. Y le digo: doctor, quiero volver a ser la de antes. ¿Saben qué me dijo? ‘Trabaje, trabaje, trabaje…’. Es la mejor terapia”, agregó la diva, que lució un vestido en tonalidad rosa pastel, uno de los tres vestuarios que había preparado el diseñado Claudio Cosano.