REDUCTOR DESTRUÍDO EN MOLDES Y SAN JUAN: PARA FRENAR O FRENAR

329

La esquina de calles Moldes y San Juan son para frenar y tener como suelen decir los conductores “buena muñeca” y es que al reductor de velocidad se le suma un pozo de grandes dimensiones que ha comido la lomada y que ya tiene al descubierto los hierros de una malla que era cubierta por pavimento.

Muchos conocen la zona y logran desviarlo, pasando además muy despacio, pero otros no corren con la misma suerte. De hecho a un costado ya apoyada contra un poste se puede ver la parte delantera de un vehículo que quedó destruida. Se trata de una parrilla color gris de algún auto que sufrió las consecuencias de semejante cráter.