MOMENTOS DECISIVOS EN LA BÚSQUEDA DE GUADALUPE: LA POLICÍA MONTÓ UN OPERATIVO CERROJO

438

A ocho días de su desaparición, todavía no hay novedades sobre el paradero de Guadalupe Lucero, la nena de 5 años que fue vista por última vez en el barrio 544 Viviendas, ubicado al sur de la capital de San Luis. Allí se montó este martes un operativo cerrojo con una fuerte presencia policial.

La madre de la chiquita aseguró que recibió un llamado y dijo haber escuchado la voz de su hija, los investigadores sospechan que las próximas horas serán fundamentales para la resolución del caso.

En cumplimiento de una orden de Ariel Parrillis, a cargo del Juzgado Penal Nº2 de San Luis que investiga la causa, la policía provincial desplegó un operativo especial en un radio de varias cuadras a la redonda del lugar donde la nena fue vista por última vez, el lunes 14.Es la primera vez desde la desaparición que se observa un despliegue policial de estas características. El operativo cerrojo comprende la casa de la madrina de la nena: allí Guadalupe celebraba un cumpleaños familiar cuando alguien, repentinamente y sin que nadie lo notara, se la llevó. A unas pocas cuadras vivía la chiquita junto a sus padres y Benjamín, su hermano de 9 años.

El procedimiento ordenado por el Juzgado Penal N°2 sorprendió a los vecinos, que desde las 16.30 de este martes se vieron obligados a dejar sus vehículos por fuera de los márgenes montados por los policías, e ingresar a sus viviendas caminando.

Lo intempestivo del operativo y su magnitud, exhibida por las decenas de agentes de la Policía de San Luis, la División Canes de las Unidades Especiales DG-12 y personal de Bomberos Voluntarios, acrecentaron la expectativa de tener novedades sobre la nena y que una de las claves para la resolución del caso esté en el mismo barrio.