PERDIERON LOS GLADIADORES EN EL DEBUT OLIMPICO

169

Gran partido de Los Gladiadores, en la tercera participación consecutiva en un Juego Olímpico. La Selección masculina de handball dio batalla ante la potencia Francia, pero terminó cayendo por 33 a 27. Los dirigidos por Manolo Cadenas dejaron una buena imagen de cara a la segunda fecha, este domingo a las 23 ante Alemania.

El regreso de Diego Simonet tras su ausencia en Río 2016, máximo goleador argentino del partido con 8 goles, fue uno de esos aspectos positivos que dejó la primera prueba ante el conjunto galo. También anotaron Federico Pizarro (2), Pablo Simonet (2), Lucas Moscariello (4), Gonzalo Carou (1), Federico Fernández (2), Pablo Vainstein (1), Gastón Mouriño (1), Ignacio Pizarro (4) y Sebastián Simonet (2).

Los Gladiadores pudieron dejar atrás un mal comienzo de partido, en el cual recién a los 8 minutos pudo romper el cero con un gol a pura potencia de Diego Simonet, para redondear unos buenos treinta minutos iniciales. Un rápido pedido de tiempo muerto por parte de Manolo Cadenas en el inicio le dio aire a una Selección que se recuperó de un parcial 6:12 en donde principalmente sufrió en el posicional ante una defensa 6:0 muy cerrada de los europeos. La figura de Vincent Gerard en el arco galo también fue determinante en ese pasaje negativo para la Selección.

La apuesta del entrenador español para jugar con 7 jugadores (sin arquero), la calidad de Diego Simonet, el ingreso positivo desde el banco de Pablo Simonet y varias atajadas de Leonel Maciel revirtieron un panorama complicado que terminó siendo muy alentador de cara al complemento. Argentina dejó sin goles a Francia en los últimos 7 minutos, consiguió 4 tantos consecutivos en su mejor momento en los 60 minutos de partido y cerró el primer tiempo 10:12.

En el complemento Argentina no pudo plasmar ese gran cierre de primer tiempo y pese a dos goles consecutivos de Moscariello volvió a sufrir un parcial negativo que atentó contra la posibilidad de sorprender a Francia. Esta vez fue 6 minutos sin goles y un 0:6 que le permitió a los europeos volver a despegarse en el tablero y comenzar a encaminar el triunfo.

Una vez más Moscariello, de muy buen segundo tiempo, fue el que con un gol desde el pivot cortó la sequía y volvió a revitalizar a una Selección que nunca bajó los brazos sabiendo que era importante irse con un tablero corto. Y así fue, Cadenas volvió a pedir un TO importante, Argentina bajó las pérdidas y si bien siguió chocando cada tanto con Gerard en el arco pudo recortar la diferencia que llegó a ser de -8 en un 27:33 final.

El domingo, Alemania y uno de los partidos que apuntan Los Gladiadores a ganar En un Grupo A de extrema dificultad con Francia (subcampeón olímpico), España (medalla de bronce en el último Mundial) y Noruega (6° en el Mundial), Alemania y Brasil aparecen como los rivales a vencer pensando en una histórica clasificación a cuartos de final, objetivo que Argentina no pudo conseguir ni en Londres 2012 ni en Rio 2016.