PFIZER Y BIONTECH PRUEBAN UNA VACUNA CONTRA LA VARIANTE DELTA

229

BioNTech, la empresa alemana que se asoció con Pfizer para fabricar la primera vacuna contra el COVID-19 aprobada, acelerará este mes las pruebas para determinar si una forma modificada de su inoculación puede proteger mejor contra la variante Delta, mucho más contagiosa.

El ensayo clínico, cuyos resultados se anticipan para el cuarto trimestre, también examinará si resulta eficaz una combinación de inyecciones que incluya una vacuna diseñada para la variante Delta y otra para la cepa original del virus descubierto por primera vez en Wuhan.

La tecnología de ARNm “puede servir como lo que se llama tecnología de plataforma, lo que significa que si simplemente haces un cambio en una secuencia del código, la tecnología es tan estable que todo lo demás permanece básicamente igual”, agregó. “Por lo tanto, en la fabricación, no es necesario cambiar demasiadas cosas que debe discutir con los reguladores y demostrar que existe un control de calidad. Puede utilizar el proceso original”.