REAPARECIÓ LA TENSIÓN ENTRE ISRAEL Y PALESTINA, OTRA VEZ CON GLOBOS INCENDIARIOS EN GAZA

184

La tensión volvió a escalar este domingo en la frontera entre Palestina e Israel con la reanudación del lanzamiento de globos incendiarios desde la Franja de Gaza hacia la zona de Neguev, al sur de Israel, informó la prensa internacional, tras una interrupción de tres semanas.

Al menos cuatro incendios ocurrieron en áreas agrícolas y en el monte cerca de la Franja de Gaza, según medios de prensa locales citados por la agencia de noticias ANSA.

Mientras tanto, los esfuerzos diplomáticos realizados en particular por Egipto para fortalecer la tregua entre Israel y Hamas se desaceleran. Los líderes de Hamas ahora acusan a Israel de impedir la entrada a Gaza de fondos de Qatar, necesarios para la reconstrucción de la infraestructura y para el apoyo de decenas de miles de familias necesitadas.

Estos ataques tienen lugar tres días después de que la Organización de Naciones Unidas (ONU) lanzara una investigación para determinar si hubo violaciones a los derechos humanos en mayo pasado.

No obstante, las tensiones estuvieron lejos de desaparecer y el 17 de junio, dos días después de que ambos sectores rompieran el alto al fuego acordado en mayo, las fuerzas armadas de Israel lanzaron nuevos ataques aéreos sobre supuestos objetivos del movimiento islamista Hamas en Beit Lahia, en el norte de la Franja de Gaza.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) expresaron que había sido en respuesta a los globos incendiarios lanzados dos días antes por Hamas desde Gaza y que causaron daños en Israel.

A principios de julio, las autoridades palestinas denunciaron la muerte de un civil de 20 años por un disparo israelí en la Cisjordania ocupada, en un incidente que el Ejército israelí describió como una «confrontación violenta» entre palestinos y colonos judíos. El Ejército israelí se limitó a señalar que intervino a causa de una «violenta confrontación entre decenas de palestinos y colonos israelíes, cerca la aldea de Qusra», choque en el que «ambas partes se lanzaron piedras».