SORPRESA EN ROLAND GARROS: DJOKOVIC ELIMINÓ A NADAL Y JUGARÁ LA FINAL CON TSITSIPAS

212

El serbio Novak Djokovic, número 1 del mundo, logró lo que hasta hoy parecía imposible: eliminar a Rafael Nadal de Roland Garros, torneo que ganó 13 veces. Nole se impuso en un partido histórico y electrizante por 3-6, 6-3, 7-6 y 6-2 y avanzó a la gran final del domingo donde enfrentará al griego Stefanos Tsitsipas, verdugo del alemán Alexander Zverev.

Djokovic no sólo eliminó a Nadal por segunda vez de Roland Garros (la anterior en 2015, aunque con un Rafa disminuído físicamente), sino que además le quebró una racha histórica al mallorquín de 97-0 en París luego de ganar el primer set; además, es la primera vez que el español cae en una semifinal en el Bois de Bulogne (había ganado las 13 anteriores).

El primer set quedó para el manacorí, que se impuso por 6-3. Si bien Nole pudo recuperar un quiebre, el defensor del título terminó mostrando su supremacía en un primer parcial que duró una hora y un minuto.

En el segundo set, Djokovic quebró enseguida y sacó diferencias. Estuvo en problemas en el séptimo game, cuando Nadal tuvo varias ventajas para recuperarse, pero al cabo de 11 minutos sostuvo el saque el serbio para mantener la distancia. Finalmente, el número 1 emparejó el partido con idéntico parcial: 6-3, en 51 minutos.

En el tercer set, Nole capitalizó su quinta ocasión de quiebre, después de un par de errores no forzados poco habituales del español que lo dejaron al límite, y pasó a dominar el juego en el quinto punto. Se puso 3-2. Enseguida, Nadal se cobró desquite y aprovechó su tercer break para igualar el juego. Pero no pudo sostener el envión: Djokovic volvió a quebrar dejándolo en 0 y se adelantó 4-3. Pronto, con su saque y mucho esfuerzo, conservó la ventaja.

El mallorquín descontó con solidez para quedar 4-5, obligado a quebrar. Y eso hizo, para ponerse 5-5: luego ambos sostuvieron sus servicios y la definición fue al tie-break, después de que el número 1 caminara por la cornisa. Al cabo de 1h32m, Nole prevaleció por 7-6 (7-4) y se puso 2 a 1 en sets.

Dos quiebres seguidos en el cuarto parcial pusieron a Djokovic adelante luego de haber comenzado perdiendo su saque. El serbio, superadas las cuatro horas de juego, se adelantó 4-2, hizo tambalear al rey del polvo de ladrillo y lo definió arrebatándole el saque nuevamente. Fue 6-2, en un parcial de 32 minutos y 4h 11m por total. Llegando a la medianoche, el tenis entregó un impacto en París, en una jornada memorable.