UN INFORME DE 2018 ALERTABA DE DAÑOS ESTRUCTURALES EN EL EDIFICIO CAÍDO EN MIAMI

136

La búsqueda de más de 150 residentes desaparecidos de un edificio de Florida que se derrumbó hace tres días se volvió cada vez más desesperada este sábado, ya que un fuego latente obstaculizó los esfuerzos de rescate y las autoridades dijeron que no habían localizado ninguna señal de vida en la montaña de escombros. Trascendió además algo que muchos temían: en un informe de 2018 un ingeniero ya alertaba de daños estructurales importantes debajo de la plataforma de la piscina y «deterioro del hormigón» en el estacionamiento subterráneo del inmueble de 12 pisos.

A pesar del trabajo ininterrumpido que se desarrolla en el lugar del siniestro en Surfside, una ciudad costera cerca de Miami, los equipos de búsqueda no habían encontrado supervivientes, como confirmó la alcaldesa de Miami-Dade, Danielle Levine Cava, en una conferencia de prensa. Se teme que el número de muertos, oficialmente cuatro, aumente a medida que el rastreo va adentrándose en cada piso del rascacielos apilado en su caída.

Ayudados por perros, cámaras, sonar y equipo pesado, los rescatadores buscaban espacios entre los escombros que pudieran dejar aire a posibles supervivientes. «Lo más importante ahora es la esperanza», dijo el jefe de bomberos Alan Cominsky. «Eso es lo que nos impulsa. Es una situación extremadamente difícil».

El referido informe del ingeniero fechado en 2018, publicado por funcionarios de la ciudad, fue elaborado para la junta del edificio, para un importante proyecto de reparación que comenzará este año. No se ha aclarado aún si el daño descrito está relacionado con el colapso del edificio. Levine Cava dijo que los funcionarios no estaban al tanto del informe. La vicealcaldesa Tina Paul calificó el problema estructural descrito en el documento como «muy alarmante» en un correo electrónico ayer por la mañana.

El ingeniero Frank Morabito advirtió que la impermeabilización instalada debajo de la plataforma de la piscina había fallado debido a un gran error de diseño. Además, dijo que las columnas de hormigón, las vigas y las paredes del garaje mostraban «abundantes grietas», incluidas áreas debajo de la piscina con «barras de refuerzo expuestas y deterioradas».