Internacionales

Una nueva marea alta lleva más peligro a Venecia

Una nueva marea alta, la tercera en una semana trágica, agravó el pesimismo de los 50 mil venecianos, debido a la penetración de agua salada y sucia que corroe los mármoles, destruyendo la arquitectura artística de la ciudad y afectando la estabilidad de las antiguas columnas que sostienen la basílica de San Marco.

 

A las 13 de este domingo (las 9 en la Argentina), se registró el pico más alto, que obligó a levantar los tablones de madera sobreelevados que se convierten en las rutas para venecianos y los turistas que siguen llegando.

La plaza de San Marco quedó así convertida en una piscina. Los tablones serán vueltos a colocar cuando baje el agua. Un policía explicó que “lo tenemos que hacer porque la marea alta y la inexperiencia de los turistas vuelve peligroso mantenerlos en funcionamiento y debemos quitarlos con el Agua Grande”, como llaman a los niveles más altas de las mareas.

Los comerciantes armaron nuevas mamparas altas para detener el paso del agua, pero ha sido inútil. Cientos de negocios no pueden abrir porque el agua alta de las dos inundaciones fuertes anteriore (de 187 y 154 centímetros el martes y el viernes) arruinaron las maquinarias y las instalaciones eléctricas, además de las mercaderías en muestra.

 

Las aguas volvieron a invadir la histórica basílica de San Marco, iniciada a construir hace mil años, afectando la delicada cripta donde se encuentran las seculares columnas que sostienen la catedral, creando problemas de estabilidad a la estructura.

 

La plaza y la basílica están en la parte más baja de la ciudad, donde se registran las mareas altas de más nivel.

Artículos Relacionados

Coronavirus: Australia confirmó su primera muerte

PARÍS: JORNADA DE CAOS CIRCULATORIO POR UNA HUELGA MASIVA DEL TRANSPORTE PÚBLICO

Prensa Multivisión HD

CHINA: ALERTA MÁXIMA POR LA LLEGADA INMINENTE DE UN SUPERTIFÓN