UNA TORMENTA DE ARENA SE TRAGÓ UNA CIUDAD EN CHINA

160

Una enorme tormenta de arena paralizó por completo a la ciudad de Dunhuang, ubicada al noroeste de China, donde se encuentran las antiguas cuevas de Mogao.

El fenómeno se registró el domingo por la tarde y comenzó con un muro de más de cien metros que avanzaba de norte a sur.

La tormenta cubrió rápidamente autopistas y calles de la ciudad china, volviendo el cielo amarillo y reduciendo la visibilidad a menos de cinco metros por lo que rápidamente se dispuso que los vehículos abandonaran los accesos y se estacionaran en las áreas de servicio.

Más de de 100 mil personas permanecen evacuadas, los vuelos suspendidos y la actividad económica paralizada. El Tifón In-Fa tocó tierra en el este de China mientras se realizaba la limpieza de los daños causados por las devastadoras inundaciones de días atrás.

Acompañada de ráfagas de viento de hasta casi 137 kilómetros por hora, esta tormenta tropical llegó a la región del puerto de carga de Ningbo, uno de los más grandes del mundo junto al de Shanghái, anunciaron los servicios meteorológicos chinos, según un cable de AFP.

Abundante agua de lluvia anegaba las calles de algunos barrios y los comerciantes apilaban sacos de arena para impedir que entrara en sus establecimientos. Algunas atracciones públicas en Shanghái y otras ciudades cerraron y se pidió a la población evitar actividades al aire libre.